viernes, 22 de febrero de 2008

yo confieso

Debo confesar que estoy enganchada. Totalmente enganchada, no puedo evitarlo y cada tarde si no tengo nada que hacer y estoy en casa tranquilamente siempre me asalta la idea de … ¿y si hecho un sudoku? Porque estoy enganchada a los sudokus. Y ahí me tienen, rellenando numeritos, a ver cuál me falta aquí, si el 5 está aquí sólo puede estar en esta otra casilla, ahí, no puede ser que en esta línea ya hay dos 8,...
Me he puesto una dosis diaria de cinco sudokus máximo que si no esto termina por hacerse grande y grande y hay que tener una medida de las cosas, ni mucho ni poco, ni en exceso ni en defecto, a ver si luego los voy a aborrecer y no quiero que a mí el sudoku me gusta mucho.

3 comentarios:

juanjo dijo...

Hayyy!,que vicio,que vicio!!.
Muy buenos los textos y la frase del optimista.
Muahhhhhhc!

Alezeia dijo...

¡Hola niño! Muchas gracias por tus comentarios. ¡Besazo grande!

yogurin dijo...

Yo también soy un viciado de los sudokus, sobre todo si el libro que me estoy leyendo no me gusta.